Páginas vistas en total

lunes, 14 de abril de 2014

To the end

Hola queridos lectores, hace unos días estaba escuchando una canción, y me vino una gran inspiración, un montón de imágenes que se agolparon en mi cabecita, y tenía que mostrarlas por algún lado.
Aquí tenéis el resultado:

El jardín había quedado precioso, al frente el arco de flores presidía la estancia, bajo el, un altar del más brillante marfil, impecable, sin ninguna mancha, deleitaba a todos los presentes, sillas de lujosa madera clara se alineaban frente a el, expectantes a que la ceremonia diera comienzo.
Nadie se había fijado en la invitada que se encontraba sentada en la última fila, junto al pasillo central, nadie parecía haber recaído en mi presencia. 
Allí estaba yo, entre todas aquellas mujeres que colocaban por última vez sus delicados recogidos con adornos plumosos que rozaban la exageración, con sus coloridos y festivos vestidos que decoraban sus variados cuerpos, sobre aquellos zapatos de altos tacones que las hacían ver todo con superioridad. Allí estaba yo, con mi cabello oscuro desordenado, cayendo como una catarata embravecida sobre mis hombros, con un vestidos de fina tela negra, sobre aquellos tacones tan finos que parecían irse a romper de un momento a otro, tan pálida, tan desastrada, tan distinta, tan desfavorecida, tan triste, y sin embargo, nadie había reparado en mi.
El párroco Dolor había accedido a casar al ya envejecido Muerte con la joven Vida. Allí se encontraban ambos, ante el altar. Dolor llevaba una túnica blanca con pespuntes negros que solía utilizar para oficiar los enlaces matrimoniales, miraba impaciente la pasarela que recorría las filas de sillas, esperando que de un momento a otro Vida apareciera con su precioso vestido nupcial. A su lado Muerte contemplaba a los invitados; por un momento creí que había posado su mirada en mi, que sabía que estaba allí, que sin ser invitada me había colado en su unión con la vida, pero debió ser solo una imaginación.
Entonces empezó a sonar una dulce melodía, todos los presentes se alzaron a una, giraron sus pétreos rostros y observaron como Vida caminaba por el pasillo central, mientras las jóvenes e inocentes Ilusión y Felicidad la llenaban de pétalos de rosas blancas. Estaba preciosa. Sus cabellos plateados estaban recogidos en una red de brillantes diamantes, su esbelto y delicado cuerpo se encontraba decorado con un hermoso vestido blanco adornado con algún destello bajado de las estrellas, y sus ligeros pies, caminaban sobre unos zapatos de cristal que podrían envidiarlos hasta cenicienta.
Por fin llegó la novia al altar, todos los invitados volvieron a ocupar sus asientos menos yo, que permanecí de pie. Vida movía sus vivaces ojos azules de la mirada de Muerte a la de sus dos damas Ilusión y Felicidad. De vez en cuando se postraba en su madre Esperanza, en su padre Valor y en su hermana Amistad que estaban sentadas en la primera fila. Mientras tanto, el cura comenzaba a decir sus palabras.
Noté como conforme avanzaba la ceremonia iba perdiendo el equilibrio, mi vista comenzaba a nublarse y empecé a tambalearme de un lado hacia otro.

Y entonces me desplomé. Noté el impacto severo de mi cabeza contra el suelo, la humedad que afloraba de mi cráneo, tan cálida, enfriando el resto de mi cuerpo.
Noté como tiraban de mi, como la mitad de mi cuerpo se alzaba, posándose sobre un apoyo mucho más cómodo. 
Hice un esfuerzo para abrir los ojos, poco a poco logré mi objetivo. Un hombre me había recogido del suelo, era el primo de la novia, Amor. Había colocado mi cabeza sobre su regazo y acariciaba con cuidado mi ensangrentado pelo. Al otro lado de la estancia todo el mundo observaba a la novia, como si tras ello nada hubiera sucedido, pero él sin embargo, se había olvidado de la boda y estaba ayudándome.
Miré hacia el altar, apenas podía mover la cabeza pero alcancé a ver como la novia se había girado hacia el altar, observaba el arco como si hubiera algo más allá. Por otro lado, el novio me miraba fijamente, ahora estaba segura de que esos dos ojos negros estaban clavados en mi, ardían al rozar mi piel desde la lejanía, y entonces lo vi, un espejismo de sonrisa se dibujó en sus labios, estaba satisfecho. 
Retiré la mirada a prisa, pero lo que vi no fue mucho más apaciguador, a ambos lados de la pareja estaban las damas de la novia, pero ambas estaban perdiendo el color en sus juveniles rostros, ambas parecían derretirse al calor del altar, bajo un sol que las atacaba directamente. La madre de la novia lloraba desconsolada lágrimas de sangre, el padre se cubría los oídos con las manos, como si estuviera escuchando un horrible ruido que le atormentaba, y la hermana arañaba con rabia sus distinguidos ropajes como si quisiera deshacerse de ellos.
Volví el rostro sobre mi salvador asustada, aquella imagen grotesca no podía estar sucediendo.
Los ojos de Amor estaban clavados en mis pupilas, tan cristalinos como el agua, tan profundos como el mar, tan misteriosos como un acertijo...
- Tranquila, no te dolerá... - me susurró mientras dibujaba una sonrisa en sus labios, era dulce y a la vez llenaba mi alma de miedo.
- Estoy... ¿me estoy muriendo? - pregunté. Ya casi no podía mover los pies, no notaba el tacto en los dedos de la mano, y mis párpados comenzaban a pesar...
- No hables... tranquila, yo estoy aquí... - me contestó, y entonces se inclinó sobre mi, sus labios besaron con delicadeza los míos. 
Cerré los ojos, degusté el sabor de aquel beso, era frío y cálido a la vez, dulce y agresivo en uno. No podía abrir los ojos, no quería que aquel beso acabara, no quería separarme de él, algo me unía a él mientras notaba como mi cuerpo se partía en mil pedazos, y cuanto más destrozada estaba, más deseo tenía de fundirme a él,de no soltarlo, de que no me dejara caer en el abismo.

- Hasta que la muerte os separe... 

Pues aquí lo tenéis, se que es un relato algo rarito pero espero que lo disfrutáis, y espero todos vuestros comentarios y opiniones, ya sean por aquí o por mi twitter @Naya_gm
Recordad que siempre que me dais vuestra opinión estáis ayudándome a crecer como escritora.
Muchas Gracias.

domingo, 9 de marzo de 2014

La bailarina y el soldadito de plomo

Después de un monton de tiempo sin pasar por aquí os traigo uno de mis pequeños relatos, espero que lo disfrutéis.


Allí estaba ella, observándose frente al espejo. Sus ojos marrones estaban adornados por una brillante sombra plateada, oscurecida por una estilizada raya que contorneaba todo su ojo, alargándolo, haciéndolo más misterioso; sus labios gruesos y húmedos estaban tintados de color rojo, tan intenso como el tono de la sangre; su cabello oscuro, revuelto, caía desde una tiara de diamantes hasta sus hombros, acariciando cuidadosamente su elegante cuello, que adornaba, con un colgante a juego; su cuerpo estaba cubierto por un delicado vestido de una tela fina, translucida, brillante, y sus pies calzaban unos zapatos que no podrían envidiar ni a los zapatitos de cristal de cenicienta.
Se observó angustiada en el espejo, años atrás había sido bailarina, la bailarina más bella de toda la tienda de juguetes, las niñas se peleaban por tocarla, peinarla, cambiarle la ropa... pero su dueña se había cansado de jugar con muñecas, había crecido, había madurado, ahora pasaba los días entre libros, pintándose las uñas y besando a esos chavales que harían cualquier cosa por dormir a su lado una sola noche.
Un ruido a su espalda hizo que se girara sobresaltada. Una silueta salió de entre las sombras de aquel recoveco. Era un soldadito de plomo. 
No quiso mirarle directamente, decidió observar como se acercaba hacia ella en el reflejo que el espejo le regalaba, era guapo, tenía un paso firme y decidido, y en sus ojos brillaba una chispa de infancia que todos los juguetes deberían poseer, pero que ella ya había perdido.
- Deberías irte... - susurró ella en un suspiro
- ¿Por qué? ¿Quieres que lo haga? - contestó mientras que se giraba
- Si...
Aquella palabra sonó como un susurro, no quería que se fuera, no quería perderle, quería tenerle a su lado para siempre, pero sabía que eso no podía ser, aquel soldadito iba a ser regalado a los tíos de su dueña, habían tenido un bebe y por lo visto pensaron que sería un bonito regalo, seguramente allí conociera alguna Barbie y se enamorara de su larga e impecable melena rubia, de ese cuerpo escultural de plástico, tan vistoso, tan moderno, no como el suyo de blanca porcelana.
- Por muy lejos que esté... nunca dejaré de sentir lo que siento por ti... - susurró el soldadito
- Pero no debemos estar juntos, debemos olvidarnos, ambos acordamos que sería lo mejor ¿recuerdas? - le susurró ella 
- No debemos, pero no podemos evitarlo, y cada vez que nuestros caminos se crucen volverá a pasar - sus manos rodearon el cuerpo de la frágil bailarina - somos como imanes, nos atraemos y nos repelemos, pero es imposible separar nuestros polos.
- Te quiero... - susurró apenada la bailarina mirando su reflejo en el espejo, junto a él, mientras una lágrima de pintura negra caía por sus mejillas.
- Yo a ti también - sonrió él mientras le secaba aquella gota antes de que llegara a teñir su pálida piel - que no podamos estar juntos no quiere decir que vaya a dejar de hacerlo, nunca.
Sus cuerpos se fundieron en un abrazo que los uniría para siempre, por mucha distancia que hubiera entre ambos.

Pues hasta aquí este corto relato sobre dos adorables juguetes, espero que os guste, que me comentéis que os parece, ya sabéis que esto me hace mejorar y crecer como escritora.
Mi twitter: @Naya_gm


martes, 31 de diciembre de 2013

Adios 2013

Como cada año llega el día en que hacemos balance de todo lo bueno y lo malo que nos ha pasado, echamos la vista atrás y nos encontramos con un día 1 de enero en el que nos hacíamos promesas de un año mejor, de cumplir muchos sueños, de llegar a muchas metas, y hoy estás aquí pensando ¿lo lograste? ¿cumpliste todo lo que querías? ¿llegaste a todas las metas que te habías propuesto?
Pues bien, aquí me encuentro, este año he cumplido muchisimos sueños y he alcanzado miles de metas que me habría propuesto, quizás quedan otras pero se que tarde o temprano luchando lo conseguiré también.
Este año ha sido un año de muchos cambios. En un mismo año he conocido a gente que lo fue todo y que antes de que acabara el año se largaron pasando a ser nada. A todas esas personas espero que sus caminos sean rectos y buenos, y que les vaya muy bien, nuestros caminos se han separado pero no les guardo rencor, si fue así es porque tenía que ser así. Otros que llevaban mucho tiempo en mi vida este año han decidido alejarse, igualmente espero que su camino sea fácil y que salgan a bailar con una sonrisa en el valls de la vida, quizás algún día nos reencontremos y me gustará verles cumpliendo con su futuro. Pero dejemos las despedidas, hoy solo quiero despedir un año más. Nada de lágrimas, porque este año tambien ha llegado gente nueva a mi vida, la verdad es que mucha, y aunque no voy a ponerme a citarles porque se me haría eterno, creo que ellos y ellas saben quienes son. Simplemente gracias por aparecer en esta vida y por brindarme la oportunidad de formar parte de la vuestra, espero que por mucho tiempo, quizás para siempre. Gracias por cada sonrisa que dibujasteis en mi rostro, por cada abrazo que calmó mis lágrimas, por cada confidencia, cada vez que me hicisteis sentir especial, cada vez que me animasteis o apoyasteis, cada vez que vivisteis una locura conmigo o nos hicimos reír con alguna broma, os deseo lo mejor este año que empieza, y espero que de mi mano.
Por ultimo pero no menos importante estan esas personas que llevan mucho tiempo en mi vida y que aquí siguen, de mi mano, aguantando cada mierda que vivo, cada tonteria que siento, cada vivencia, cada alegría y cada pena. Se que aveces soy insoportable, se que aveces no hay quien me entienda, por eso os merecéis el cielo solo por el tiempo que lleváis a mi lado y por el que espero que quede juntos aún. Gracias porque este año habéis sido muy importante para mi, pero porque siempre lo sois, y porque espero que esta unión no desaparezca nunca, y que haya muchos más años juntos.
¿Que pido para este año? Mucha salud, que es lo más importante para que el resto se pueda llevar a cabo. Mucha ilusión, de esa que me mueve a hacer locuras, a cumplir todos los sueños que tengo cuesten lo que cuesten. Y por último la compañía de todas esas personas a las que quiero y todas las que vendrán y querré.
¿Que meta me pongo este año? Solo dos. La primera ser feliz. Y la segunda y mucho más importante, hacer muy feliz a los que me importan.

Por último desearos que acabéis bien el año y que empecéis bien el que viene :D Un beso a todos y feliz 2014!

martes, 15 de octubre de 2013

Los de ayer, hoy y mañana.

Siento este parrafón pero era de obligado cumplimiento.... 

La vida avanza, siempre, nunca se detiene. Es un camino con un inicio y con un final, no es eterno, no es infinito, termina, y cuando acaba nos solemos arrepentir de no haber vivido lo suficiente. Cada segundo cuenta, cada decisión es importante para la siguiente, y cada camino escogido marcará el futuro que se abre a nuestros pies.
Las personas, como las vivencias, vienen y van. Te acompañan un rato en tu camino, y luego, deben seguir el suyo, y por una u otra cosa se marchan, y quizás te los vuelvas a cruzar, o quizás no, quizás se acabó lo que había entre vosotros para siempre.
Desde que tengo recuerdos y memoria me he negado a aceptar que esto sea verdad, y que la gente tenga que irse de nuestro camino tarde o temprano, aunque la vida me ha demostrado que las personas no continúan en mi camino eternamente, nunca, siempre acaban marchándose por algo... y aún así....
Quiero retar a la vida, quiero confiar en quienes hoy me acompañan por este camino, llevéis mucho o poco, quiero daros mi mano y prometer no soltaros, y si me soltáis vosotros llorar vuestra marcha, pero no dejar de caminar por ella.
A toda esa gente que ha formado alguna vez parte de mi vida, que en su momento lo fueron todo, y que eran mi mayor preocupación, y hoy en día, no me acompañan, a todos esos desearles un buen viaje, que su camino no sea complicado, que la vida les llene de alegrías y el sol les ilumine, no les guardo rencor por marcharse, al fin y al cabo es ley de vida, solo espero haber sido en su momento tan importante como ellos lo fueron para mi.
Ahora bien, es pasado, y con lo rápido que corre la vida no merece la pena perder más tiempo en el pasado, si no vivir el presente para poder afrontar el futuro.
A todas las personas que formaron parte de mi pasado, que forman parte de mi presente, y que espero formen parte de mi futuro, gracias, por llevar tanto tiempo a mi lado sin cansaros de mi.

Mi geme, ya son muchos años a mi lado, la persona que más tiempo me ha aguantado, la que sigue haciéndolo día a día demostrándome que la distancia no existe, que es un mito que no puede destrozar este lazo que nos une, que somos iguales pero distintas, y a la vez nos complementamos tan bien, que somos capaces de dejar nuestros intereses por los de la otra esta mas que demostrado. Solo tengo palabras de agradecimiento para ti, geme, por ser ese pilar que me impide caer cada día, por llevar tanto soportándome y seguir haciéndolo, por darme razones para seguir creyendo en un infinito.

A mi her, Alma, la del nombre bonito según Rush, mi pequeña hermana, ella, tan chiquitita y a la vez tan grande, siempre será una bofetada cuando estoy idiota que me vuelva al mundo, una sonrisa que se dibuje en mi rostro cuando solo pueda llorar, una crítica constructiva que me enseñe a mejorar, un apoyo constante que me de la mano para seguir. No puedo pedirla más de lo que me da, porque me lo da todo, porque eres enorme her, eres completamente enorme. “Ay pequeña, que grande puedes llegar a ser” y siempre irás in my heart, y espero que yo in your heart “guiño” “guiño” “codazo” “codazo” jajaja

A mi princess, mi beitta, la conocí por casualidad, un partido en leganes del castilla, un par de palabras entre foto y firma, y después nuestros caminos se volvieron a cruzar en un día de llanto para mi, ella estuvo allí, y desde el primer momento me di cuenta de que aquella casualidad marcaría de forma especial nuestras vidas. He vivido muchos momentos con ella, tantos como para escribir una novela, algunos más normales, otros más raros, pero todo para recordar por haber sido a su lado. No me faltes nunca princess, porque eres un seguro fijo para no caer nunca.

A mi Sister y a Maria, bueno, en verdad las dos se llaman María jajaja pero para distinguir, sois dos personas increíbles, siempre estáis escuchándome, e incluso fangirleais más con mis vivencias que con las vuestras, se que muy pronto podré abrazaros, hasta entonces, gracias por todos esos momentos interactivos juntas.

A mis dos Sofis, castillistas del alma, las conocí por un bien que nos une y es el amor a nuestro equipo y su cantera, y ambas se han vuelto imprescindibles para mi, estan siempre donde se las necesita, siempre tienen buenas y dulces palabras para mi, y siempre me apoyan para que luche por conseguir mis objetivos, gracias por ser mi apoyo.

A mi torrez, es una chica llena de humor, de risas, pero que también sabe escucharte y animarte cuando lo necesitas. Alguien increíble en mi vida nos unió, y desde entonces estamos juntas, y aunque haya periodos en los que hablemos más y otros en los que menos, pero que cuando la necesito se que esta ahi.

A Vero, que siempre será una persona increíble que me hace sentir especial, que me recuerda que todo esfuerzo tiene su recompensa y que las cosas que hago son valoradas por alguien, gracias por aparecer en este camino que es mi vida.

A andrea y a Blanky, son dos amores a los que conocí por la torrez, y la verdad es que siempre han estado ahi para escucharme, aguantar mis chacharas y soportar mis penas, y lo han hecho con paciencia y cariño, y no sabría como agradecerlas, que teniendolas lejos, me den tantisimo.

A Andreita y a Cris, que son mis malagueñas favoritas, que siempre han borrado mis penas, han pintado miles de mis sonrisas, han conseguido hacerme feliz cuando todo iba mal, y me han apoyado antes las adversidades, gracias por ser únicas y espero veros muy pronto.

A Paula, por ser ese toque con la realidad, ese punto de desahogo, ese escondite del mundo, donde me encuentro con la naya más loca, la que más se ríe y la que es capaz de superar todas las dificultades, por hacerme fuerte, por obligarme a ser fuerte por las dos, gracias por cada alocado momento juntas.

A Raquel, por contar siempre conmigo, por no olvidarse de mi aún pasando un año casi fuera de Madrid, por pensar en verme, por ser de sus primeras opciones para quedar, para salir, por mostrarme un mundo nuevo y por hacerme pasar grandes momentos a su lado, gracias.

A And, porque mi her nos presentó y me has demostrado ser una persona increíble, con un corazón enorme, que se valora muy poco para lo gigante que es. Siempre que necesites algo, hablemos mucho o no, sabes que puedes contar conmigo, para lo que haga falta. Gracias por cuidar a mi hermanita, y por cuidarme a mi también, eres grande.

A Eva y Mary a las que conocí por un foro y siempre fueron como mis hermanas mayores, más maduras, más expertas en la vida que yo, siempre pacientes escuchándome, animándome, ayudándome, sois de esos pequeños tesoros que tengo en esta vida, gracias.

A mis abuelos, Sergi y May, por ser la voz adulta, la gota familiar, la rama que me abraza cuando tengo frío, por no tener que esconder nada con vosotros, por poderme mostrar como soy, sin nada que ocultar, porque me aceptáis y no me juzgáis, gracias por darme vuestro tiempo.

A mi “family” que aunque ya no estemos tan unidos, que aunque cada uno haya seguido su camino, en el fondo este lazo no se ha roto, y de vez en cuando tienes un mensaje, un “¿que te pasa?” un “te echo de menos” que te hace sonreír.

A mis apeks, que con su música consiguieron acercarme a ellos, pero que con sus personas lograron convertirse en una de esas piezas fundamentales de este puzzle, por la de noches que Antonio o Kiko habrán leído mis problemas, por la de risas y vivencias que tengo con los 4 y las que queden por venir. Gracias por aparecer en este camino.

A mis payasetes por demostrarme el valor de una sonrisa, y enseñarme a hacer sonreír a los demás, por hacer que desee ser dibujante de sonrisas, por ayudarme a ver la luz en el momento más oscuro y a ser fuerte para sacar del hoyo a cualquiera que me necesite, por enseñarme el valor desinteresado de hacer feliz.

A las alba's, a rut, a juancarlos, a javi, a jose, a adrian, a pauli, a mis freaks, a juli... y a todas esas personas que seguramente me dejo porque son muchas las que fueron parte de mi vida, y por suerte, aún siguen siéndolo, gracias por no desaparecer y que esto dure, espero, para siempre. Os quiero.

Y ahora esas personas que han llegado hace no tanto y que sin embargo ya forman parte fundamental de esta mi vida.

A Cami, por ponerme tierna tantas veces, por decir las cosas como las piensa aunque más de una vez nos provoque alguna discursión, pero la prefiero así, sincera. Por ser tan fuerte y tan frágil, por ser una estrella en este cielo oscuro, por brillar siempre para mi e indicarme el camino a seguir, por estar dispuesta a escucharme hasta cuando está mal, y porque hasta la tarde más aburrida es mejor si estoy a su lado. Gracias a la vida, a Auryn, al destino, a quien haga falta, por ponerte en mi paso.

A Lu, mi cuqui Cosette, esa pequeña gran persona, es una enana adorable a la que quiero con todo mi corazón, porque siendo tan pequeña es tan adorable, porque siempre cuida de mi, me escucha con paciencia, me da la mano para caminar, siempre me hace sentir especial con todos sus halagos, que yo se que es porque me mira con buenos ojos, pero que se hacen enormes, porque si ella me abraza todos los males se van y me siento como en casa. Gracias porque he encontrado a un ser maravilloso en mi universo oscuro.

A Ju, por ser mi Marius, que esta muy loca, pero es una chica increíble, que me aguantó con todo mi estres y mi nerviosismo, que me soportó y me quiso, que fue una casualidad nuestro encuentro, pero que fue el destino, que me defendió desde el primer minuto a capa y espada, y que simplemente cuidó de mi cuando todo iba mal.

A Tar, por esos abrazos sinceros, por esos momentos en que todo va mal y consigue sacarme una sonrisa, por todo su apoyo, por toda la fuerza que me manda, por ser un punto constante de cariño, por estar en mi vida de una forma tan especial.

A Bei y Lara porque son dos chicas realmente maravillosas, que siempre están ahi, siempre que las necesito aparecen y me dan un abrazo, aunque aveces no pueda ser en persona, siempre me escuchan, me animan, y saben que me tienen para lo que necesiten, para cualquier cosa, que verlas siempre es un gran placer, porque son unas grandes personas que tengo la suerte de haber incluido en mi vida.

A Nuria, por ser tan auténtica, por confiar en mi, por esa magia que nos compenetró desde el principio, que nos hizo ver que no eramos tan diferentes, por hacerme ver las cosas de otro modo, por estar siempre para no dejarme caer, porque aunque desde hace poco, esto sea para siempre, por hacer que la eche de menos desde un minuto después de marcharse, por preocuparse siempre por mi.

A mis cordobes@s, pero en especial a Reyes por ser esa “sonrisa” vislumbrada que me hace reír, esa confidencia entre risas, esa sinceridad y esas pelotas para plantar cara a los enemigos, a Patri por estar siempre ahí como las amigas de verdad, por cuidar de mi cuando todo se estaba hundiendo, por preocuparse, por evitar que me diera algo, por saber como hacerme estar mejor, a Mary por cuidar de mi y escucharme, por estar para lo bueno y lo malo, por no fallarme, por apoyarme en las adversidades y ayudarme a ver el lado bueno, por guardar mis secretos, por ser parte de mi vida, y a carmen por ser mi cordobesa adorable, la que me recuerda cada día que me echa de menos y que me quiere, por estar cuando la necesito, por ser increíblemente amor,

A las penes por hacerme reír, por darme todo su apoyo, por ayudarme con mensajes de ánimo con cosas como la de mi primo, por darme la mano para avanzar y no soltarme, por hacerme sentir tan unida a ellas, aún siendo cada una de una punta del mundo.

A mis mosqueteros, por todas las batallas que hemos empezado a librar juntos, por demostrarme que la vida no es siempre lo que aparenta, por confiar en mi, por ayudarme a salir de los malos momentos, por todos los secretos que no debemos contar, por ser ese mundo mágico en el que la felicidad existe, por todos los momentos que guardo en mi corazón.

A Ines por en tan poco darme tanto, por escucharme, por darme su apoyo, por no quererme ver mal, por no juzgarme y sonreírme de verdad, por querer estar a mi lado en este viaje y darme su cariño.

A Sofi, Gonza, Lidia, Lucia, Marta, Miriam, Martita, Sara, Yoli, Vi, Mariete, Pablito, Mis ositos amorosos, y todas esas personas que me dejare por mencionar pero que me ayudan dia a dia a andar un poco más hacia adelante.


Me he dado cuenta a la hora de escribir que por muy sola que me encuentre, en verdad tengo muchisima gente dispuesta a escuchar, a sonreír, a brindarme buenos momentos, quizás no todos esten cada día, quizás haya más cercanía con unos que con otros, pero actualmente forman parte de esto, y me hacen sentir viva con cada momento con ellos. Gracias a todos por formar parte de un pedacito de mi corazón, y que dure lo que tenga que durar, que espero sea para siempre. Gracias a los de antes, a los de ahora y a los de después, porque en su momento fueron, son, y serán muy importantes para mi.

sábado, 13 de julio de 2013

Let out the darkness, breathe in the light.

Oscuridad. Mi vida se resume en eso, oscuridad y más oscuridad. Los días pasan, los meses, los años, y en mi vida sigue mandando lo mismo, la oscuridad, esa que reina en este mundo de dolor y sufrimiento. "Mi vida es una mierda" "Estoy harta de todo" es tan fácil decirlo, es tan fácil llorar, con los ojos llenos de lágrimas, caer en la cuenta de que estás mal, de que algo te duele y desgarrar tu alma en un grito de dolor, es tan sencillo, pero sin embargo, cuando llega a invadirte la oscuridad por completo, no puedes llorar, ya no te quedan lágrimas, no puedes caer, no hay nada más abajo del lugar donde te encuentras, no te duele algo, ya no tienes sentimientos, aprendes a no confiar, a no esperar nada de nadie, a querer estar sola, en una habitación, sin nada ni nadie, sentir solo el aire acariciando tu piel, pero, ni si quiera el aire quiere pasar ya tiempo contigo, la oscuridad también le da miedo a Eolo, que no se atreve a lanzar sus brisas hacia ti, con miedo de que la oscuridad le encuentre y lo devore.
He vivido una verdadera Epopeya de vida, y eso que aún soy muy joven, pero en estos pocos años me he dado cuenta de un montón de cosas y he vivido más desengaños que muchas personas que ya rozan los 60. Mi vida es una continua guerra, una guerra por salir a flote, por ver la luz, pero no la veo, sigo en esta oscuridad. Cada día peleo con aguantar una situación familiar que no se sostiene, por mantener a la gente a mi lado, por dar un paso más hacia mis objetivos, por no decepcionar a nadie, sobre todo por no decepcionarme a mi misma. Pero no, no lo consigo, no consigo aguantar la situación y a menudo me caigo al suelo y no logro levantarme; no consigo mantener a la gente a mi lado, es más los que pienso que siempre estarán ahí cada vez me decepcionan más, y he aprendido que no merece la pena confiar en nadie, porque nadie está ahí para siempre; no avanzo hacia mis objetivos, al contrario, cada día estoy más lejos; y solo consigo decepcionar a todo el mundo, y con esto, decepcionarme cada día más a mi misma.
En esta oscuridad vivo cada día, y más de una vez se me ha ocurrido bajar los brazos, dejar de luchar, dejar de subir para volver a caer ¿para que hacerlo si se que no servirá de nada? Pues lo hago. Debo decir que esta es mi guerra y si la pierdo pienso hacerlo luchando, que aún me queda gente a mi lado, no se si para siempre, no se si algún día me darán un desplante, prefiero pensar que no, aunque me de después de bruces en el suelo, pero ahora son mi ayuda para subir esta escalera, porque aunque me arranquen la piel, aunque me mutilen y rompan, conseguiré avanzar, y sobre todo, conseguiré morir en pie, y espero poder salir a la luz, y respirar, lejos de esta oscuridad.

sábado, 15 de junio de 2013

Dolor

Hola, queridos lectores, el fragmento que traigo hoy no será especialmente currado, pero necesito sacarlo por algún lado y contárselo a gente que quizás no sepa por que va, o que si pero a los que quiera trasmitírselo de otra forma. Si no queréis no lo leáis, sabéis que no os obligo, además no es especialmente bueno, pero necesito escribirlo.

Las lágrimas encharcan mis ojos, no puedo dejar de llorar, hago un esfuerzo, otro, intento parar. No puedo. La impotencia me está ganando esta batalla. No suelo ser egoísta, suelo ser una persona que prefiere la felicidad de los demás antes que la suya, pero hoy no puedo más, me doy cuenta de que siempre lo malo tiene que atacarme a mi, que si hay 5 minutos malos en 5 horas, esos 5 minutos me pertenecerán a mi, estoy harta de que nunca sean otras las que paguen, siempre yo.
Se lo que vais a decirme, eres una pesimista, no todo te pasa a ti, siempre igual. Vale, dar más razones para sentirme mal.
¿Sabes cuando se te hace un nudo en la garganta, se te cierra el estómago? ¿sabes lo que es sentir eso? pues lo estoy sintiendo, no he comido nada en todo un día, he vomitado, he llorado, y lo que es peor, he visto a gente que me importa preocuparse por mi, y no quiero ser una carga para nadie, no quiero que nadie se sienta mal por mi culpa, que nadie sienta la impotencia que yo he sentido, que nadie la sienta por mi.
"Todo saldrá bien" "Quédate con lo bueno" Gracias por los ánimos, pero si, las cosas iban a salir también bien esta vez.
Aveces pienso que lo mejor sería desaparecer y no ser una molestia para nadie, en días como hoy pienso que nadie merece tener que aguantarme.

Me tumbo en el suelo, está frío, casi tanto como mi corazón marchito. Suspiro, no puedo más, no hay más sonrisas y por mucho que quiera ser una vez más la fuerte, no lo soy, no puedo serlo. 
Se acabó, todo se acaba en este punto, en esta página. 

Una vez más no espero ni opinión de esto, era solo un desahogo, el que quiera darla que la de, el que solo piense insultar por ser penoso que se lo ahorre.
Una vez más gracias lectores porque sin vosotros estos escritos no tendrían sentido. LUV YA!

domingo, 9 de junio de 2013

Hasta mi destino

Estaba preparada, llevaba conmigo todo lo necesario, una brújula que me indicara el camino, una maleta llena de ilusiones y sueños, y un paraguas para que no se me mojaran las ideas si había lluvia de desilusión. No necesitaba más, las ganas siempre iban en mi, el objetivo era sencillo, cumplir todos los sueños que llevaba en la maleta, y hacerlo con una sonrisa, hasta cuando el viento de la adversidad soplara fuerte, yo remaría a contra corriente hasta llegar a aguas tranquilas.
Mi camino comenzaba aquella noche, tendría que correr kilometros, cruzar mares, no me importaba, si tuviera que volar lo haría con tal de llegar junto a él.
Comencé a caminar, sabía que sería difícil, duro, demasiado arriesgado, mi meta era complicada de alcanzar y las sirenas me cantarían para que me alejara del sendero y me dirigiera a las profundidades del mar, donde, sin piedad, acabarían con mi vida. Pero no me dejaría embelesar por sus cantos, tenía un objetivo, y mil caminos que recorrer para llegar a alcanzarlo, había mucho que planear, muchas batallas que librar, y todo por poder ver su sonrisa una vez más.
Caminé por los caminos más rudos y complicados, llenos de imperfectos senderos de piedra y arena; luché en más de una batalla, contra dragones, brujas, soldados, guerreros, caballeros de capa y espada pero a los que les faltaba corazón y honor. No estuve sola, en mi camino conocí a personas, a las hadas de la suerte que me daban con su varita para que mi camino fuera más sencillo, a las ninfas de los bosques que me guiaban por los caminos, a las hechiceras que me enseñaban nuevos conjuros para hacer frente a los miedos, y a los herreros que forjaron en mi una gran coraza de hierro que impedía que sufriera ante cualquier ataque. 
De todos ellos me quedé algo, y de todos ellos aprendí algo, alojándoles en un huequecito de mi corazón, para que viajaran conmigo durante mi largo trayecto.
Crucé mares embravecidos, escalé volcanes en erupción, volé por mil cielos tormentosos, más nada pudo detenerme, mi ilusión era más fuerte que cualquier adversidad.
Por fin llegué a mi destino.Allí estaban todos aquellos que me acompañaron en el camino, que me sacaron miles de sonrisas, y mi objetivo, que me sonreía con cariño. Lo había logrado, estaba al lado de las personas que me querían, a las que yo quería, y podía verle sonreír de nuevo, y esta vez, por verme a mi.

Bueno, pues este microrelato va a ser el de hoy. Quiero dedicarselo a todas esas personas que por imposible que sea su sueño luchan por él, pero sobre todo por esas que me ayudan a cumplir el mio sin desanimarme.
A mi Her por estas siempre, por entenderme en todo, porque siempre luchar por las dos y hace que mi vida valga la pena; a mi Geme por ser esa alma gemela a muchos km de madrid, separadas al nacer, por cuidar de mi y siempre apoyarme en todo; a mi Sister y a mi Torrez porque ellas siempre están escuchando mis tontadas, mis vivencias y me soportan y apoyan; a mis niñas Maria, Alba, Sara, Rocio, Esther por ser increibles y entender este sueño que compartimos; a mi queridisima Silvia porque está tan majara como yo, porque la he conocido hace poco y es fundamental para mi, porque sabe como sacarme una sonrisa; A las dos Sofis por ser mis castillistas favoritas, porque me soportan que les cuente todo y porque son impresionantes; a Maria, Andrea, Cris, Sonia, Blanky y todas esas personas que alguna vez han dado algo por mi; A mi princess, esa que siempre me escucha que siempre tiene palabras bonitas para mi; Paula, Josselyn, y el resto de maravillosas chicas que me animan en mis rayadas. A mis abus que me cuidan y me protegen del mal. A mi "family" por no faltarme nunca. A mis cinco creadores de sonrisas, por saber hacer que cada momento con ellos sea especial. Y fijo que me olvido de mucha gente, pero a todos gracias, mi vida no sería lo mismo sin vosotros, y si lees esto es que seguramente seas alguien importante para mi, porque sin mis lectores no soy nada. Así que recuerda querido lector: LOS SUEÑOS SE CUMPLEN SOLO TIENES QUE DESEARLO CON FUERZA Y LUCHAR POR ELLO.

Un beso enorme.


Twitter: @Naya_gm