Páginas vistas en total

miércoles, 5 de diciembre de 2012

FIN


Miró hacia un lado, después hacia el otro. No había nadie. Estaba sola. Sola en esa oscura sala sin luces. No sabía cuanto tiempo llevaba allí ni como había llegado, solo sabía que su estancia en aquel horrible lugar parecía ser eterna, no terminar nunca, como si no corriera el tiempo, como si se hubiera detenido creando para ella una pesadilla mortal de caos, soledad y oscuridad.
Miró una vez más hacia cada lado, incluso se giró sobre si misma intentando encontrar un atisbo de humanidad a su alrededor, una brizna de luz que iluminara un camino, una salida.
No encontró nada, ni a nadie. Estaba sola, se sentía sola, abandonado, herida, como si de un perro, al que al  crecer dejan tirado en la calle, se tratase.
Estaba acostumbrada a la soledad, nunca había sido muy popular en el círculo de gente en que se movía, y no era característica su facilidad para entablar relaciones con aquellos que la rodeaban, aún así, aquella soledad oscura que la rodeaba era distinta, estaba marcada por algo más, por una vez, se sentía completamente sola, era tal su soledad, que ni si quiera sentía acompañarse a si misma.
Nunca se había sentido comprendida, sabía que era diferente, se hacía llamar especial, pero no era ese tipo de especial que te hace ser algo de lo que enorgullecerte, o al menos ella no se veía así, simplemente era distinta, rara, quizás más complicada que el resto de personas que habitaban el planeta tierra. Sin embargo, hoy se sentía aún más incomprendida, pues ni si quiera se comprendía a si misma.
Llevaba demasiado tiempo buscando ¿el qué? No estaba segura, quizás buscar sonrisas en los demás, y de tanto crearlas se le había olvidado como era la suya, pues golpe tras golpe había ido borrándose, desapareciendo, y ahora solo quedaba un suspiro de anhelo de aquella pequeña mueca labial que en antaño dibujaba su cara.
Pero aún había algo más, la decepción, al mirar atrás se estaba dando cuenta que nada de lo que hacía había sido realmente útil, no había logrado hacer nada importante por nadie, ni si quiera por ella misma, y todos sus objetivos se habían desvanecido en sueños, quedándose en eso mismo, en creación de su mente, en metas inalcanzables que jamás llegaría a cruzar.
Entonces empezó a notarlo, un fuego intenso que quemaba su interior, un contraste doloroso con el frío exterior que rozaba su piel empalidecida, era un calor interno, un calor asfixiante, irritante, y a la vez tan aliviador, mostraba el fin.
Se dió cuenta que una vez que ese fuego la consumiera, que quemara cada rastro de su ser, volviendo cenizas todo aquello que tocara, cuando todo, al fin, llegara a su último momento, nadie la recordaría, nada quedaría para hacerla memoria.
¿Ella? ¿Quien la tendría en mente cuando no pudieran verla? El recuerdo no duraría ni tan solo unos meses, no era importante para nadie, nunca lo había sido, y ahora no lo llegaría a ser nunca.
Se le cayeron las lágrimas, pero al contacto con sus mejillas enrojecidas, se evaporaron, arrastradas por el calor que la estaba consumiendo, llegaba el último suspiro, el último aliento, y ni si quiera podría despedirse de la gente a la que quería, aunque pensándolo bien, sería mejor así, al menos no podría ver esa cara de indiferencia en todos los que la rodeaban.
La llama se hizo más fuerte, fue quemando su interior, cerró los ojos, vió la llama que afloraba de su corazón, acabando con su vida, hasta apagarse, para siempre.


Bueno bloggeros este fragmento es algo meláncolico y triste, pero necesitaba escribirlo, y salió así, espero que aún así os guste.
Como opcional os dejo por aquí un enlace a una canción, quizás no os guste el tipo de música, la canción, o el cantante, no os obligo a que la escuchéis, pero quizás su letra os sirva para entender u poco mejor este fragmento.


Espero vuestros comentarios que me sirven para saber vuestro opinión sobre todo lo que escribo y ya sabéis que es muy importante para mi.
Un Beso Grande


4 comentarios:

  1. Jo, qué precioso. Me ha encantado. Es triste, pero a veces es bueno reflejar los sentimientos de esta forma.

    ResponderEliminar
  2. Pero que bonica eres !!!
    GRACIAS POR PASARTE :D
    y me alegro que te haya gustado, es triste, pero me sentía así y tenía que expresarlo xD

    ResponderEliminar
  3. Si es muy triste,pero soy de la opinión de Sofía,hay que reflejar lo que uno siente y desahogarse de alguna forma... Y yo me he visto reflejada en este relato,muchas veces me he sentido así ...

    ResponderEliminar
  4. :) yo me sentía así cuando lo escribí y quería expresarlo de la forma que mejor ser, escribiendolo en forma de relato ^^
    Gracias por pasar preciosa :)
    A las dos, porque siempre os pasais ^^

    ResponderEliminar